12 de abril de 2024

RPerezNetOnLine

EL PRIMER SITIO WEB DE NOTICIAS DE ROQUE PÉREZ

Trabajar en un lugar no significa estar de acuerdo con todo. Eso solo lo creen los fundamentalistas

Trabajar en un lugar no significa estar de acuerdo con todo. Eso solo lo creen los fundamentalistas.

En una nota anterior, trabajadores de Clarín repudiaron el viaje a «Lago Escondido» y expresaron que: «quienes trabajamos en Clarín no somos la empresa».

Esto aclara algo que no se debería aclarar, pero que, para quienes son fundamentalistas y creen que hay que estar de acuerdo o apoyar todo lo que hagan o somos su enemigos. Vaya esto para jefes, dueños de empresas, políticos, etc.. Esto es algo que hemos vivido en este medio, en rpereznet.com.ar cuando publicamos alguna noticia que no le cae simpática al gobierno de turno, hasta nos han llamado por teléfono para cuestionarnos sobre esas noticias. Les volvemos a aclarar que todas, todas las noticias que publicamos en este medio están perfectamente chequeadas y con pruebas contundentes, ya sean fotografías, videos, mensajes de Whatsapp, audios, archivos, etc..

Cuando un periodista va a cubrir una noticia no siempre está de acuerdo con lo que debe difundir, o con quien posa para las fotografías, es lo  que se denomina «comerse un sapo» y pasa muchas veces, porque no siempre se coincide con alguien a quien se entrevista o con las cosas que pasan, pero hay que difundir y difundir la verdad, duela, guste o no guste, debe ser así porque de otro modo la credibilidad se pierde por gustos o egos personales.

Desde agosto de 2008 que intentamos informar lo que nos parece más importante a nivel local, regional, provincial, nacional e internacional y aunque a veces no nos guste o a algunos no les guste, las noticias deben ser publicadas.

Por eso, es muy oportuno lo que expresaron los laburantes de Clarín, «no somos la empresa» y esto debe pasar (suponemos) con gente que trabaja en otro tipo de empresas privadas, e incluso en los municipios, no creemos que todos los empleados estén de acuerdo y apoyen todo lo que hacen sus municipios.

Diferenciemos, no todos los laburantes de Clarín piensan como sus propietarios, como así tampoco en otros medios de comunicación.

Claro que la diferencia que debemos tener en cuenta es: una cosa es tener que trabajar para … y otra muy distinta es ser obsecuente y chupamedias del jefe, dueño o político que nos paga. Avalar acciones ilegales ya no entra en el deber de la necesidad de trabajar para gente con la que no estamos de acuerdo, una cosa es «comerse un sapo» y otra distinta es estar de acuerdo con ese «sapo» y apoyarlo en todo.

Porque queremos creer que no todos los trabajadores, por ejemplo, de una de las empresas más importantes de Roque Pérez, están de acuerdo con lo que hizo el  dueño de esa empresa (y otras más), y que tiene al menos dos causas graves en la justicia, la última por «trata de personas». –