16 de junio de 2024

RPerezNetOnLine

EL PRIMER SITIO WEB DE NOTICIAS DE ROQUE PÉREZ

La nueva estafa por WhatsApp que hace estragos: clonan voces con la Inteligencia Artificial

Hay una nueva forma de estafar que se está expandiendo por todo el mundo y, claro está, también está llegando a la Argentina: clonan voces y la usan para enviar mensajes por WhatsApp pidiendo dinero u algún otro tipo de maniobra fraudulenta.

Es la estafa conocida como Vishing y en todo el país se están registrando casos, con situaciones que son muy complicadas de detener.

Inteligencia Artificial para estafar

En la ciudad de Mar del Plata, el abogado Rodrigo Bionda, especialista en la prevención de ciberdelitos, dio recomendaciones para estar atentos a las maniobras sofisticadas vinculadas a la inteligencia artificial.

«Debemos empezar a descreer de todo lo que vemos y escuchamos», indicó el especialista.

No hay que atender llamados provenientes de la India

«Si la grabación ronda el medio minuto ya sería imposible darse cuenta si es real o no. «Hice una prueba de videollamada con una versión paga de inteligencia artificial y es imposible darse cuenta si estamos frente a la persona original», explicó el abogado.

El término Vishing, deriva de la unión de dos palabras: ‘voice’ y ‘phishing’ y se refiere al tipo de amenaza que combina una llamada telefónica fraudulenta con información previamente obtenida desde internet.

Las estafas con voces clonadas por inteligencia artificial (IA) representan un tipo de ciberataque que utiliza esta tecnología para clonar voces, suplantando la identidad de familiares o amigos para engañar a sus víctimas.

Según una encuesta reciente realizada por McAfee, el 77% de las víctimas de esta modalidad de fraude terminaron enviando dinero.

Noticias Argentinas.-

N de la R: Tome las precauciones necesarias y no atienda llamadas de números «privados» o de números que no tenga agendados y si tiene dudas, corte y llame usted a quien cree que es esa persona, para corroborar. De todos modos, nunca envíe dinero sin estar seguro de quién se lo pide.-