Asesinato de José Luis Cabezas: ¿Yabrán realmente se suicidó? Un repaso de los hechos

Asesinato de Cabezas: ¿Yabrán realmente se suicidó? Tenía 400 millones de dólares declarados y se estimaba que la cifra real era el doble.

Se leen las notas, las entrevistas y la mayoría acepta las versiones oficiales, sobre el motivo del asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas y sobre el posterior suicidio del empresario Alfredo Yabrán, pero algunos no se quedan con lo primero que se le cuenta, este medio forma parte de esos algunos y no creemos las versiones oficiales.

Versión oficial 1:
Dice que a José Luis Cabezas lo mataron por sacarle una foto al empresario Alfredo Yabrán que fue tapa de la revista Noticias. Pero resulta que el empresario caminaba por una playa pública en el momento de la fotografía, o sea que cualquiera podía fotografiarlo.
La fotografía del empresario fue publicada el 3 de marzo de 1996, el asesinato de Cabezas fue justo al otro día de la fiesta en la mansión del empresario postal Oscar Andreani, y 10 meses después de la foto a Yabrán.

Versión no oficial 1: La que casi nadie repite, expresa que Cabezas escuchó, vio y/o fotografió algo que no debía en aquella fiesta en casa de Andreani, porque fue justo al otro día que apareció muerto y 10 meses después de la foto a Yabrán.

Versión oficial 2: Alfredo Yabrán se suicida el 20 de mayo de 1998, poco después del mediodía, en una finca de su propiedad en la zona situada entre las ciudades de Gualeguachú y Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos, al norte de Buenos Aires, llamada Aldea San Antonio. Se pegó un tiro en la boca con una escopeta calibre 12.70.

Versión no oficial 2: Yabrán poseía en ese entonces una fortuna declarada de 400 millones de dólares y se estima que en realidad eran 800 millones de dólares. Podía cambiar de vida con muchísimo menos de ese dinero y varios creen (creemos) que así fue.
Lo que publicaron algunos (pocos) medios:
«Existen ciertos elementos que dan lugar a la especulación de una posible trama un poco más compleja de la que se suele escuchar.

En el año 2002 trascendió una noticia que nada parecía tener que ver con el empresario “suicidado”, la crónica no era distinta a la de muchos otros casos que se suceden con eventualidad.

El 14 de enero de ese año un matrimonio junto con sus cuatro hijos desaparecieron de manera misteriosa en el departamento entrerriano de Nogoya.

La mayor sospecha refería a un posible asesinato, por lo que la policía decidió realizar diversos rastrillajes en la zona en busca de huesos o tumbas improvisadas sin consumar éxito.

Este hecho ocurrió en la estancia La Candelaria, aproximadamente a 70 kilómetros de la capital de Entre Ríos y fue investigado por el juez de Instrucción Sebastián Gallino, quien desde el principio se basó en la sospecha de un múltiple homicidio.

Según mencionó una fuente de mediana relevancia, “una familia de puesteros en la estancia llamada ‘La Candelaria’ tuvo la desgracia de verle la cara de frente y en persona, imprevistamente, a Don Alfredo Yabrán, y hoy los seis duermen plácidamente en el fondo de un aljibe. Todos lo saben y están aterrados porque fue un escarmiento para todo el pueblo”.

Si bien muchos vecinos del lugar contaron la misma historia que se propagaba por las calles de Nogoya, nadie pudo brindar ningún dato o detalle consistente y concreto, sin embargo, es un buen puntapié para analizar las dudas sobre la real desaparición de “Don Alfredo”, tópico asaz investigado por el director de este mismo medio, investigación que fue explayada en su libro “La larga sombra de Yabrán”.

En el momento en que la investigación estaba a punto de cerrarse, el periodista Andrés Klipphan, planteó ciertos interrogantes:

-“Con quién habló Yabran desde la estancia San Ignacio y desde la estancia La Selmira. En el primer lugar había un teléfono de línea común, pero hasta ahora no apareció la valija con el teléfono satelital desde el cual se comunicaba con sus allegados. En la segunda propiedad se secuestró uno de sus teléfonos celulares. (La jueza de Gualeguaychu, Graciela) Pross Laporte ya le anticipó a este diario que no pedirá el listado de llamadas. Anoche José Luis Macchi evaluaba la posibilidad de pedir él esa medida.

-Desde el entorno del empresario trascendió —este hecho no pudo ser confirmado— que los días previos a su muerte escribió notas en varios cuadernos de ‘tapa blanda’. Ese material no fue encontrado en el casco de la estancia. Tampoco el bolígrafo negro con la cual escribió las dos cartas que están en poder de la Justicia. La jueza sólo encontró una lapicera de tinta azul.

-Puesteros de la zona le contaron a Página/12, con nombre y apellido, que en días previos al supuesto suicidio había un intenso movimiento de camionetas doble cabina y vidrios polarizados, además de ‘caras extrañas’, en San Ignacio.

-Los 18 patrulleros de policías entrerrianos casi se chocan con un auto en el que iban dos personas cuando ingresaban a la propiedad con el objetivo de apresar al fugitivo. Nadie los detuvo.

-Dos fuentes seguras le confiaron a este diario que agentes de la SIDE estaban en la zona y sabían la ubicación del prófugo.

-¿Por qué razón, a los minutos de conocerse la noticia del supuesto suicidio de Yabrán, a través de Crónica TV, el comisario Víctor Fogelman, —el principal investigador del Caso Cabezas— llamó al periodista de TN Antonio Fernández Llorente para comunicarle que en el allanamiento de San Ignacio ‘no participaban policías bonaerenses’?

-En la misma comunicación, Fogelman reveló que sus pesquisas no estaban en Gualeguaychú porque estaban a punto de viajar al Uruguay. Según Fogelman, ‘tenían el dato’ de que Yabrán podría estar en ese país.

-Si el operativo de allanamiento dispuesto por la Justicia de Entre Ríos era secreto, ya que la intención era capturar a un prófugo, ¿por qué se permitió que la emisora de Gualeguaychú AM 660, LT41 transmitiera en vivo y minuto a minuto las alternativas del hecho? El relato del periodista Manuel Lazzo —este diario accedió a la grabación radial— fue impecable. Por ejemplo a las 13.30 (Yabrán se habría suicidado a las 13.10) el periodista, ubicado a más de mil metros del casco de la estancia, le contó a su audiencia: ‘Aquí está pasando algo. No creo que sea Yabrán, pero seguro que es algo vinculado a la causa. A los policías se los nota nerviosos’.

-Yabrán estaba escuchando esa emisora. ¿Por qué no se escapó? ¿Es cierto que su familia estaba amenazada? ¿Y si es así, quiénes y por qué la amenazaron? Esta versión fue difundida por Pablo Argibay Molina, uno de los abogados del empresario. La jueza dice estar convencida de que Yabrán no fue instigado al suicidio. La familia también. Si Pross Laporte sospechara lo contrario la carátula sería ‘averiguaciones por el posible asesinato de Alfredo Yabrán’. Una hipótesis abonada por los pesquisas del caso Cabezas”.

A las dudas planteadas hay que sumarle otros elementos de gran relevancia:

-Fotos de un hombre idéntico a (se presume que es) Yabrán en una playa de cuba en mayo del ’99, luego de que esté supuestamente se suicide. Las imágenes fueron publicadas por revista veintitrés (En ese entonces perteneciente a Jorge Lanata).

-El testimonio de varios ex empleados de Yabrán que aseguran que este cruzó a Brasil el 20 de mayo del ’98.

– El acta de defunción de Yabrán con el nombre cambiado, en vez de “Alfredo” se lee “Alberto”. Otro dato de relevancia, esa parte esta borroneada.

-La aparición de correos electrónicos enviados a Wenceslao Bunge por un tal Carlos Nallib, Hablando de los negocios pendientes y con el mismo lenguaje de Don Alfredo. Dos datos asaces relevantes: el tercer nombre de Yabrán es Nallib y Bunge era su vocero.

-La aparición de una huella digital en el marco de una operación inmobiliaria a nombre de Yabrán. Nunca se pudo determinar si la huella era o no del empresario.

-El testimonio de una mujer que aseveró haber visto al empresario en Pinamar en el 2008. En su momento Jorge Asís lo contó con lujo de detalles, aunque retocando algunos nombres.

Si bien, nada de lo mencionado asegura que Don Alfredo Yabrán continúa con vida, son claras razones por las cuales la historia debería ser repasada y la investigación revisada.

Fuentes: periodicotribuna.com.ar, La Nación, internet.-

Foto gentileza de periodicotribuna.com.ar.-

Acerca de Redacción

¿QUIÉNES HACEMOS ESTE MEDIO? ***Carlos Zampini. Director de este medio. Jefe de Redacción y Contenidos desde agosto de 2008 de este medio. Periodista/Locutor Matriculado/Fotógrafo profesional, egresado del Círculo Argentino de Periodistas. SIPREBA Nº 2524 (Sindicato de Prensa de Bs. As.). ***Flavia Farias: Redacción. Técnica en Política, Gestión y Comunicación egresada de la Universidad Nacional de Avellaneda. Prensa del Movimiento Evita de Roque Pérez. Colaboradores especiales y coberturas fuera de Roque Pérez: ***Lidia Teresa López, sección cultura y educación. Investigaciones y redacciones especiales. ***Luca Zampini (Ediciones digitales, videos, etc.). ***Olivia Zampini e Ignacio Lazzero (Sección Deportes). RPEREZNETONLINE.COM.AR Desde agosto de 2008 informando con la verdad. E-MAIL: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: