Inicio | Editorial | El mundo; Argentina; la gente asustada; los que no entienden; los afectos. ¿Cómo pasamos esta pandemia desde nuestro lugar en el mundo?
DCIM/102MEDIA/DJI_0881.JPG

El mundo; Argentina; la gente asustada; los que no entienden; los afectos. ¿Cómo pasamos esta pandemia desde nuestro lugar en el mundo?

Hoy debido a la pandemia por el Covid-19 hay más de 10 millones de casos y los muertos superan los casi 500 mil en el mundo y lo peor es que las cifras (que no solo son números sino que son seres humanos), aumenta día tras día.
Hay y hubo diferentes formas de reaccionar frente al coronavirus, cada país hizo lo que creyó conveniente. Ningún mandatario hizo cosas adrede para que su gente muera, pero hay quienes minimizaron el tema.
El Argentina el aislamiento social, preventivo y obligatorio (desde marzo) decretado por el presidente de la Nación Alberto Fernández, posibilitó que los casos no se multipliquen tan rápido, pero de todos modos, hay casos y siguen sumándose más.
Mucha gente (incluso en Roque Pérez), tiene miedo, está asustada. Cada noticia que lee la alarma y por ello quienes estamos frente a medios de comunicación debemos ser cuidadosos, pensar en nuestros lectores, seguidores, oyentes o televidentes y no poner lo que sea a costa de quien o quienes sea. Porque hay gente mayor que tiene miedo y tiene miedo real de estar cerca de la muerte. Porque las cifras que aumentan, son de personas que tenían una vida, padres, abuelos, hijos, nietos, parejas y que ya no están y no estarán más. La muerte de alguien no debería ser solo un número más, porque el dolor no lo es.
Por eso, aquellos que no entienden aún el drama de esta pandemia, deberían intentar pensar un poco (aunque sea un poco) en el otro, en aquel que se cuida, en aquel que cumple con los protocolos, en aquel que no sale sin su barbijo.
Aquellos que no entienden solo entenderán cuando les toque a ellos o a alguien cercano, es la única manera de que los insensibles de siempre, sean afectados y modifiquen su manera de actuar.
Muchos en sus redes sociales escribieron «esto nos hará mejores personas» y hasta lo que se ve, la pandemia está sacando lo peor de algunos, por suerte no de todos. Desde mi punto de vista, el HDP seguirá siendo HDP, con o sin pandemia.
Alarma muchísimo los casos de femicidios y de violencia de género que crecen. Pero no solo en el país y en el mundo, o en lugares remotos y lejanos, aquí, si aquí en Roque Pérez. Decenas de peleas. Ex parejas con perimetral ingresaron de todos modos a la vivienda de su ex para quién sabe qué cosa, hechos que se denuncian a diario en Roque Pérez y donde personal policial debe actuar rápido para evitar una nueva golpiza o asesinato (femicidio). Los violentos en algunos casos hasta han trepado paredones para entrar al domicilio de su ex pareja.
Por otra parte, quienes tenemos seres queridos o amigos lejos, debemos pensar antes que nada, en que es la mejor manera de amarlos, porque al no viajar hacia zonas «peligrosas», no nos exponemos, ni los exponemos a ellos. Se extrañan mucho los afectos, pero es mejor vivir para poder verlos y encontrarnos después, a verlos un rato y contagiarnos o contagiarlos.
Tengo un hijo de 27 años que vive y trabaja en CABA, desde mediados de febrero no nos vemos. Pasé mi cumpleaños el 17 de marzo, en casa, sin mis hijos. Luego, Luca, mi hijo, no pudo estar en el nacimiento de su primer sobrino, hijo de Olivia, mi otra hija de 19 años que tuvo a Renzo el 15 de abril en el hospital municipal de Roque Pérez (maravillosa la atención como siempre). Ahora, Luca cumple 28 años el próximo 27 de julio y es muy seguro que lo pasaremos distanciados también. Pero a pesar de la distancia, a pesar de no vernos, es mejor estar vivos y cuidarlo y cuidarnos para poder vernos en un futuro. Se suma la aparición de mi hipertensión desde marzo, para lo cual debo comer sin sal y tomar diariamente un medicamento para regular la presión. Mi padre, falleció de hipertensión y hay que cuidarse en serio.
¿Qué les quiero decir con esto?, que a mi no me la contaron, no me la cuentan, no «toco de oído». Lo sufro cada día que me comunico con quienes no están cerca y a pesar de tener la posibilidad de viajar, debido a que poseo el último certificado único de circulación, no lo hago, para preservar la salud de ellos y la propia.
Por eso cuando leo algunos/as que se quejan o veo que no cumplen con los protocolos dispuestos, me da bronca, mucha. Porque en casa desde marzo nos cambiamos el calzado si venimos de afuera, rociamos todo con alcohol y/o lavandina las compras y salimos si o si con barbijo hasta para llevar afuera los residuos.
Por eso molesta cuando se observa quienes aún hoy salen sin barbijos, o se acercan a menos de 2 metros del otro/a en las filas de los comercios. ¿Qué parte no se entiende?
Posta que esto no es joda, repito: hay más de 500.000 muertos en el mundo que no son cifras, eran seres humanos que tenían una vida.
Las autoridades nos dicen qué hacer, pero depende de cada uno/a que cumplamos los protocolos, no es capricho, es prevención. Mañana será demasiado tarde para lágrimas.

Cuidate, cuidanos!

Carlos Zampini.-

DCIM/102MEDIA/DJI_0881.JPG

Chequee también

SEGUNDA CAMPAÑA ITINERANTE DE ENVASES VACÍOS DE FITOSANITARIOS

El viernes pasado en el predio ferial de la Sociedad Rural se realizó la carga …

A %d blogueros les gusta esto: