Acordó la compra de una moto en las redes, fue a pagar a Florencio Varela pero era una trampa: lo mataron

Sebastián Rodríguez (26) era papá de un nene de 4 y la venta era en realidad un robo. “¿Qué te hacés el gil? A mí no me vas a cagar”, le dijo el delincuente antes de asesinarlo.

Sebastián Rodríguez tenía 26 años y el deseo de comprar una moto para usarla como repuesto. Para ello había averiguado ofertas en las redes sociales y encontró una que lo convenció navegando por Facebook. Así, se contactó con el presunto vendedor y acordó la transacción. Sin embargo, cuando fue a pagar en un lugar previamente pactado en Florencio Varela se encontró con que todo era una trampa: el supuesto vendedor estaba armado y le exigió el dinero. Rodríguez intentó engañar al delincuente para evitar el robo, pero recibió dos disparo y murió.

El crimen ocurrió ayer, alrededor de las 19.15, en el cruce de 414 y La Cautiva, en la localidad de Gobernador Costa, en la zona Sur del conurbano bonaerense. La víctima, que vivía en Almirante Brown y era padre de un nene de 4 años, se había dirigido hasta allí acompañado de un amigo: fueron en su auto. Al llegar, Sebastián descendió del coche para encontrarse con la persona con la que se había contactado y realizar la operación.

Hasta allí todo transcurrió con normalidad. Pero al estar cara a cara, el falso vendedor sacó un arma y le exigió que le entregara sus pertenencias. Sebastián entonces regresó al auto y volvió hacia él para supuestamente darle su celular, aunque quiso simular que se lo daba adentro de una bolsa que en realidad tenía unas toallitas femeninas.

El ladrón se dio cuenta del engaño, y lo amenazó: “¿Qué te hacés el gil? A mí no me vas a cagar”. Inmediatamente después, el asaltante efectuó tres disparos, de los cuales dos impactaron en el abdomen y en la espalda de Sebastián.

Tras el ataque, el delincuente fue hasta el auto en el que estaba el amigo de la víctima y le sustrajo el celular, que le pertenecía a Sebastián. Luego escapó, mientras el joven padre era asistido por un vecino y trasladado -todavía con vida- por su amigo al hospital Dr. Oller de San Francisco Solano. Sin embargo, llegó fallecido a raíz de las lesiones sufridas.

El caso es investigado por la fiscal María Nuria Gutiérrez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI)N°4 descentralizada en Florencio Varela, del Departamento Judicial Quilmes. La causa es por homicidio en ocasión de robo y personal de la comisaría 2ª de ese distrito bonaerense desplegó un amplio operativo casa por casa para recoger testimonios que colaboren a la búsqueda del asesino. La fiscal también ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona.

Rodríguez, quien era conocido en su entorno como “Pepe”, fue despedido con afecto en las redes. Familiares y amigos multiplicaron mensajes de pedido de Justicia. Una prima escribió y pidió en Facebook: “Él era una buena persona, trabajadora. Se rompía el lomo junto a mi prima para tener lo que tenían y por querer comprar una moto tuvo la desgracia de encontrarse con dos malvivientes que le robaron hasta la vida, y dejaron a mi sobrino de tan sólo 4 años sin padre a pocos días de su cumpleaños. Hijos de puta, que se haga justicia”.

Nota gentileza de Infobae.-

Chequee también

El Gobierno avanza en una nueva extensión de Ahora 12

Funcionarios de la Secretaría de Comercio Interior se reunieron con representantes de bancos en un …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: